Menu

¿PARA QUE SIRVE UN COLLARÍN?

 

El collarín cervical sirve para inmovilizar la columna, con el fin de evitar lesiones a nivel de la médula espinal. Estos collarines ortopédicos se utilizan para el tratamiento de dolor de cuello como un esguince, artrosis o latigazo cervical.

 

TIPOS DE COLLARINES CERVICALES:

Collarín cervical blando: Sujeta la zona cervical sin limitar demasiado la movilidad del cuello. Se usa para aliviar el dolor en lesiones de poca gravedad, como el esguince cervical.


Collarín cervical semirrígido: este tipo de collarín limita un poco más la flexión y la extensión del cuello con respecto al collarín blando, aunque su uso es muy similar.


Collarín cervical rígido: consigue una inmovilización absoluta. Se utiliza cuando existe una lesión grave en la columna cervical, principalmente en traumatismos importantes.

En Grupo R. Queraltó, tu ortopedia online, ofrecemos modelos de collarines cervicales que se ajustan a tus necesidades y evita lesiones en la parte cervical de tu cuerpo.