Menu

Todo sobre nuestras sillas para ducha

 

A veces las tareas cotidianas a las que estamos acostumbrados a hacer con normalidad, como ir al baño y ducharse pueden resultar complicadas para personas que cuenten con una discapacidad física o tengan cierta movilidad reducida. Es por ello por lo que existen una serie de ayudas técnicas destinadas a mejorar y facilitar la vida de estas personas, como son las sillas de baño y sillas para ducha.

La ayuda que proporcionan estos productos no solo facilitará el desempeño de las tareas y seguridad a las personas con discapacidad, si no que también ayudará a los familiares o cuidadores a cargo, haciendo el proceso mucho más llevadero.

 

¿Qué beneficios aportan las sillas de ducha o sillas de baño?

 

Las sillas de baño o taburetes para ducha son una de las ayudas técnicas más demandadas para poder ayudar y agilizar el proceso higiénico de personas mayores o con movilidad reducida.

Todas las sillas para ducha y sillas para bañera están fabricadas con materiales resistentes, son regulables y fáciles de limpiar. Además, tienen patas antideslizantes que aseguran el agarre a la superficie.

 

Todo esto hace que resulte un producto muy ventajoso, además de contar con los siguientes beneficios:

 

Seguridad

 

Las sillas de ducha reducen el riesgo de las caídas y accidentes en el baño en el caso de personas mayores o personas con discapacidad, ya que son personas que carecen de fuerza para estar de pie.

 

Higiene

 

La silla ducha reduce el contacto de la persona con el suelo húmedo del baño. Al ser sillas ortopédicas para ducha ligeras podrás llevarlas de viaje y usarlas en hoteles o en baños que no estemos totalmente seguros de su limpieza.

 

Movilidad

 

Muchas de nuestras sillas para baño son plegables o adaptables en altura, lo que supone una ventaja a la hora de transportarlas o de ahorrar espacio.

 

 

Tipos de sillas de baño o silla para bañera

 

Existen diferentes modelos de sillas ortopédicas de baño, ya que cada una se adapta al usuario de una forma según sus necesidades.

 

Sillas para ducha sin respaldo

 

Se trata de taburetes baño o banquetas para ducha sin respaldo ni apoyabrazos. Normalmente están fabricadas de plástico resistente, y cuentan con orificios para la salida de agua, facilitando el proceso de aseo.

 

Silla de ducha con respaldo

 

Estas sillas de baño para discapacitados son para personas que buscan una comodidad y estabilidad mayor, ya que el respaldo permite apoyar la espalda y mejoral a posición del usuario. Al igual que los taburetes de ducha, también se fabrican con plástico denso y mantienen los orificios de salida para el agua.

 

Sillas de ducha con respaldo y apoyabrazos

 

Son el modelo más completo, ya que garantizan una total estabilidad. Los reposabrazos están forrados de espuma para mejorar el agarre y aumentar el confort del usuario mediante el aseo.

 

Asientos giratorios

 

El asiento giratorio para bañera aporta una solución cómoda y rápida a la hora del baño para las personas con discapacidad. Tienen una palanca que permite le cambio de posición pudiendo girarla hasta cuatro posiciones, lo que permite que se adapte a tu baño de manera fácil.

 

Sillas “multiusos”

 

Se trata de sillas de baño con ruedas, son multiusos ya que pueden usarse como silla de baño, silla para ducha o silla wc, ya que las pueden incorporar encima de cualquier inodoro. Son perfectas ya que se adaptan y cubren todas las necesidades del paciente.

 

En definitiva, las sillas de ducha para mayores o sillas de baño son una buena inversión ya que mejoran la calidad de vida de nuestros familiares o pacientes, además de resultar más cómoda para el cuidador.

 

En nuestra ortopedia online encontrarás varios modelos de silla para bañera que podrás elegir la que más se adapte y cubra tus necesidades.