Menu

Collarines cervicales

El collarín cervical controla la columna para mejorar los problemas de vértebras. Existen distintos tipos de órtesis cervicales: órtesis blandas, órtesis semirrígidas y órtesis duras.

Estos collarines ayudan a estabilizar el área cervical de la persona lesionada y generalmente se usan después de una lesión de cuello o cabeza.

Las tracciones cervicales son adaptables a cualquier tipo de puerta o pared y son regulables.