Menu

Su estructura de acero dota a las sillas de ruedas de robustez y resistencia, además de hacerlas ligeras para facilitar su propulsión.

La mayoría de sillas de ruedas que ofertamos son plegables y tienen diferentes medidas de asiento, elegidas según la complexión del usuario.

En esta modalidad encontramos sillas para exteriores o para interiores, factor condicionante en la compra.

Al igual que las sillas de aluminio, se distinguen en autopropulsables o de tránsito.

-      Autopropulsables, con ruedas pequeñas para que el acompañante pueda manejarla sin dificultad. Además, tienen unos mangos traseros para que pueda ser impulsada cuando sea necesario.

-      De tránsito, con ruedas pequeñas para que el acompañante pueda usarla fácilmente.

El último aspecto a elegir es si la queremos fija o plegable, en caso de que tengamos que almacenarla o transportarla a menudo.