Menu

MASCARILLAS QUIRÚRGICAS

Las mascarillas quirúrgicas son las que acostumbramos a ver en ambientes clínicos. Su objetivo es evitar que el personal sanitario y los pacientes infectados (o sospechosos de estarlo) transmitan agentes infecciosos. Estas mascarillas están diseñadas para filtrar el aire exhalado.

Su misión es proteger a quienes están a tu alrededor, evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar. Deben tener un mecanismo que permita ceñirla estrechamente sobre nariz, boca y barbilla a quien la lleva puesta.

GUANTES DE PROTECCIÓN:

Se recomienda el uso de guantes desechables para profesionales sanitarios y otros usuarios que se enfrenten a situaciones con riesgo de contagio.

Antes y después de colocarse los guantes es aconsejable lavarse las manos, llevar las uñas cortas y las manos libres de joyas. Debe asegurarse la talla correcta, pues de lo contrario, podrían ocasionarse cortes o grietas en las puntas de los dedos.

Una vez finalizado su uso, deberán ser depositados en el contenedor correspondiente directamente, evitando colocarse en superficies donde se ocasionen nuevos contagios.

 

PANTALLA FACIAL PROTECTORA:

Este tipo de visera facial se utiliza para la protección ante posibles proyecciones de partículas y salpicaduras, ayudando a prevenir el contagio. Se trata de pantallas fáciles protectoras, generalmente de PVC que se colocan sobre el rostro, con sujeción sobre la frente acompañada de cintas alrededor de la cabeza.

Estas pantallas faciales sanitarias son cómodas en su uso y, al ser totalmente transparentes, facilitan la visualización del usuario. Con una alta resistencia al impacto, pueden ser reutilizadas tras una correcta limpieza y desinfección.

 

 

MAMPARAS SEPARADORAS PROTECTORAS PARA NEGOCIOS:

Las pantallas protectoras se utilizan para la protección de los empleados en negocios con atención al público ante posibles contagios (farmacias, supermercados, tiendas de conveniencia, etc.).

Estas mamparas divisorias generalmente amplias que se sitúan encima del mostrador del negocio y disponen de pequeñas ventanillas para el intercambio de productos o dinero entre el vendedor y el cliente, minimizando el contacto entre ambos.

Las mamparas separadoras deben ser limpiadas y desinfectadas con frecuencia para asegurar la higiene en todo momento, para evitar el riesgo de contagio durante la pandemia actual.